Aquí

Te fuiste y te llevaste contigo las sonrisas de todos nuestros buenos momentos, robaste mi corazón y te lo comiste a pedazos frente a mi, hurtaste mi forma de entregarme con locura al amor y la usaste tan solo para ti. Te ame desde el primer momento que te conocí y eras un imbécil desde entonces hasta el día en que te vi partir. Me enseñaste una de las grandes lecciones en la vida y ni siquiera lo sabes. Te fuiste y aún que fui yo quien decidió terminar, ya te habías ido desde antes. Ya no estás. Te has llevado todo de mi contigo, ya no somos ya nunca seremos. El dolor y las lagrimas también se fueron contigo. Irremediablemente formas parte de mi pero te has ido y contigo está todo de ti conmigo. Y por eso nada de mi contigo se encuentra aquí.

Fotografía por Steven Simon

Yei
Autor

Del corazón a la existencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *