A ella

Tanto ensueño producido por tu esencia. Sé que no es amor pero también sé que no es no-amor. Escucho los cantos de las mareas invisibles de las tragedias oníricas, y desde ellos me zambullo en el agua no como pez sino como ave, directo al final. Un columpio funcionando pero vacío: el viento. Otra voz perdida en la intemperie de la información. Una voz que recorre las edificaciones anacrónicas más empolvadas. La voz desvanece. Desvanece entrando en el cielo nocturno. Canturreas murmullo y yo me voy sintiendo más vivo que la vida. Tanto ensueño producido por tu esencia. Y el temor me llega a la mente, y temo por ti y por mi y por nosotros. Ya en nuestras tumbas el epitafio es tempus edax rerum, no podemos hacer nada al respecto. ¿O sí? Te escribo estos textos que nunca leerás y me embriago con poemas y músicas nocturnas el sueño tu esencia la ausencia tiemblo ante tanta fluorescencia del corazón. Han sido muchos los tiempos, cada vez tengo más sueño. Cada vez tengo más sueños. Cada vez. Zarpa un navegante solitario a mitad de la madrugada con media alma destrozada y medio ser embriagado en olvido sangrante navío sangran los ojos. Ya estoy muy dormido como para despertar.

Fotografía por dirtyharrry